Tailandia (Ficha)

LA ACCESIBLE TAILANDIA

06/08/12 – 17/08/12 (12 DÍAS)

ÍNDICE VIAJE

FICHA

FICHA

DÍA 1Llegada a Bangkok.
DÍA 2Templos de Bangkok.
DÍA 3Wat Pho. Gran Palacio. Chinatown.
DÍA 4Ayutthaya.
DÍA 5Chiang Mai. Doi Suthep.
DÍA 6Montañas de Chiang Mai.
DÍA 7Chiang Mai.
DÍA 8Hacia Koh Samui.
DÍA 9Lamai. Chaweng.
DÍA 10Chaweng.
DÍA 11Koh Samui. Hacia Bangkok. Mercado de Patpong.
DÍA 12Parque Lumphini.

POR QUÉ TAILANDIA

Siempre quisimos visitar Tailandia. Un país en la otra punta del mundo, con una religión tan diferente a ojos del occidental y que de alguna forma transmite tanta armonía, tanta concordia. Un país en el que te espera Bangkok, la ciudad del caos donde personas, motos, taxis, suciedad, letreros, humo y humedad te abruman. Un país que te ofrece una ciudad como Chiang Mai, al norte de Tailandia, una ciudad tranquila y pausada tanto en su interior, donde es normal encontrarte solo en calles y templos, como fuera, rodeada de montañas y densa vegetación. Y un país que también ofrece islas, playas, palmeras y cristalinas aguas. A todo ello hay que sumar que Tailandia está perfectamente preparada para todo tipo de turismo y a menor coste de lo que nos imaginamos en un principio.

Una vez visto el país no nos ha defraudado en absoluto. Pero echamos en falta algo más de autenticidad y virginidad porque Tailandia está muy explotada turísticamente. Mucho. Aunque hay muchos momentos y lugares  en los que podrás apreciar sus esencias sin turistas o infraestructura para ellos, no son todos los que nos hubiera gustado. Los principales lugares de interés estarán siempre atestados de occidentales y las playas copadas por todo tipo de hoteles. Por todo ello, Tailandia es una opción ideal como primera toma de contacto con Asia, sobre todo porque a nivel de templos, con turistas o sin, es un destino especial. Pero si ya has visitado otro país de la región, puede pesarte demasiado el excesivo impacto del turismo de masas.

QUÉ VER, QUÉ HACER. QUÉ NO PUDIMOS VER, QUÉ NO PUDIMOS HACER

Número de destinos: Debido a los pocos días disponibles que contábamos para este viaje, nos vimos obligados a elegir aquellos destinos imprescindibles, los típicos del país. El trayecto más popular entre los que visitan Tailandia es Bangkok, norte del país (Chiang Mai o Chiang Rai) y una isla del sur (Mar de Andamán o suroeste del Golfo de Tailandia). Pocos viajeros deciden descubrir otros rincones. Debido a nuestras limitaciones, esa fue nuestra ruta.

Elección de los destinos: Bangkok, como lugar de llegada y salida del país, y por las reseñas positivas que pudimos leer en las guías y los foros de internet, era visita obligada. A nosotros nos gustó aunque cabe decir que se escuchan y se leen comentarios de todo tipo. En el norte escogimos Chiang Mai, ya que Chiang Rai, a pesar de ser igualmente interesante y albergar el famoso templo blanco, nos quedaba más apartado y menos accesible. Aprovechamos el trayecto entre Bangkok y Chiang Mai para hacer una parada: nos decidimos los templos de Ayutthaya (la otra opción era Sukhotai), visita recomendable y que no comporta ocupar más de media jornada. Por último, respecto al sur, el primer criterio para escoger una isla u otra eran los monzones. En agosto el monzón afecta a la zona del Mar de Andamán, por lo que renunciamos esta opción. A la isla de Koh Chang, en el este del país, no le prestamos la suficiente atención. Fue al volver cuando leí comentarios interesantes sobre esta isla tan poco conocida. La elección estaba entre Koh Samui, Koh Pha Ngan y Koh Tao. Debido al escaso tiempo disponible y la paliza que supone llegar hasta la región (desde Bangkok: avión, bus y un ferry a Koh Samui o 2 ferrys al resto de islas), optamos por Koh Samui. Y fue un error. La isla está masificada de turismo, con decenas de complejos hoteleros en las playas, uno al lado del otro, como en las calles adyacentes. Si volviéramos, sin lugar a dudas visitaríamos Koh Tao y el Parque Natural de Ang Thong.

Qué no pudimos ver: Isla de Ko Chang (este del Golfo de Tailandia), Isla de Koh Pha Ngan, Isla de Koh Tao y Parque Natural de Ang Thong (suroeste del Golfo de Tailandia), Islas de Ko Lanta y Phi Phi (mar de Andamán), Chiang Rai y el templo blanco (norte), Sukhothai (centro del país) e investigar el este del país.

Qué hacer: Subirse a un tuktuk, comer en algún puesto callejero, quedarse embobado viendo como mecen por el aire varios farolillos de papel, ver pasear a un monje en un templo, hacerte un masaje tailandés.

Qué no pudimos hacer: subir a la terraza de un rascacielos de Bangkok y tomarse una copa o comer allí, charlar con un monje, submarinismo.

GASTOS DEL VIAJE

INFORMACIÓN ADICIONAL

http://www.losviajeros.com/Blogs.php?mode=indice&base=5&loc_id=107
http://elviajero.elpais.com/tag/tailandia/a/
Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios