Tailandia (Día 2). Templos de Bangkok.

ÍNDICE VIAJE

FICHA

FICHA

DÍA 1Llegada a Bangkok.
DÍA 2Templos de Bangkok.
DÍA 3Wat Pho. Gran Palacio. Chinatown.
DÍA 4Ayutthaya.
DÍA 5Chiang Mai. Doi Suthep.
DÍA 6Montañas de Chiang Mai.
DÍA 7Chiang Mai.
DÍA 8Hacia Koh Samui.
DÍA 9Lamai. Chaweng.
DÍA 10Chaweng.
DÍA 11Koh Samui. Hacia Bangkok. Mercado de Patpong.
DÍA 12Parque Lumphini.

RESUMEN DEL DÍA

LO MEJORLO PEOR
La espiritualidad que transmite el Wat Ratchanatdaram.Los templos Wat Intrarawihan y Wat Bowoniwet, el primero totalmente prescindible y el segundo visita de relleno.
El Wat Suthat, uno de los templos de Bangkok que más nos gustaron.No a todo el mundo le gustará Bangkok, aunque para mi es una visita imprescindible.

DIARIO

Hoy tenemos destinado el día a visitar los templos más importantes de la ciudad. Salimos a las calles de Bangkok y tras recorrer apenas 100 metros una mujer de mediana edad que nos ve con el mapa en la mano nos para y nos pide que se lo enseñemos. Tras la lección del día anterior me presto a que la mujer nos explique lo que guste. Nos da cuatro indicaciones para llegar a los templos que tenemos marcados, nos advierte de que el Wat Pho o el Gran Palacio, ahora no recuerdo cuál, lo cierran al mediodía cuando los monjes llevan a cabo sus ceremonias y nos insiste en que vayamos primero a ver el Gran Buda. No hemos leído nada respecto a este templo pero la mujer nos insiste en que hoy es el día para visitarlo. Durante el día varios thais nos dicen sin venir a cuento que vayamos a visitar ese Gran Buda. Nunca supimos por qué. La mujer para un tuktuk y negocia por nosotros el precio para visitarlo y dejarnos después en el Monte Dorado, uno de los templos que tenemos en nuestra lista: 10 baths, una ganga, un precio que ningún otro tuktuk de Bangkok aceptará ni de lejos por corto que sea el trayecto.

TAI-016 TAI-066

Visitamos el Gran Buda o Wat Intrarawihan que, sinceramente, no nos transmite gran cosa. El templo se encuentra en un patio grande y lo destacable de él es el buda enorme que aloja de 32 metros de altura y representando la figura de Maitreya (el buda compasivo). El templo se construyó a principios del s. XIX, durante el reino de Ayutthaya y en tiempos de Rama IV.

TAI-022

Damos una vuelta por el recinto, dos minutos, y volvemos al tuktuk que nos está esperando fuera. Tras callejear 10 minutos largos frena frente a un templo y nos dice que hemos llegado al Monte Dorado (Golden Mountain). Bajamos, inspeccionamos el templo (primera de tantas veces que nos tendremos que descalzar para visitar un templo) y preguntamos a unos chicos que nos dicen que aquello es el Wat Bowoniwet. Parece que el conductor del tuktuk tenía prisa.

El templo construido en el s. XIX es la sede nacional de la secta monástica minoritaria thammayut. Se percibe que es la sede de alguna orden porque vemos pasear y realizar labores diversas en el complejo a infinidad de monjes. Muchos varones de la familia real han sido ordenados monjes aquí de forma temporal, por lo que el templo tiene estatus real y pueden ser estrictos con la vestimenta. A nosotros no nos dicen nada. El templo no es imprescindible. Lo más destacable es la tranquilidad que se respira en sus patios, con un canal en la parte posterior, la arquitectura china de sus tejados.

TAI-030

Ojeamos el mapa pero tampoco nos queda tan lejos el Monte Dorado, a unos 10-15 minutos andando. Antes, parada para comer en un puesto de comida con una humilde pero muy apañada terraza: mis primeros noodles.

Retomamos la marcha y nos cruzamos con otro de los templos que queremos ver hoy: Wat Ratchanatdaram. Lo primero que nos encontramos son unos jardines meticulosamente cuidados en su exterior. Nos adentramos en el Loha Prasat, un monasterio con aires de castillo justo al lado del templo en sí, templo del s.XIX al que no accedemos porque no queremos estorbar a los 7 u 8 monjes budistas que se encuentran rezando.

TAI-038

TAI-044

TAI-036

En el Wat Ratchanatdaram no nos cruzamos con absolutamente ningún turista. Paseamos por su interior, subiendo más y más escaleras en el riguroso silencio que numerosos carteles te recuerdan que has de respetar. Escuchamos a un monje que luego vemos sentado en el suelo rezando. Se respira mucha paz. Entramos con el ajetreo acumulado del día y salimos de otra tinta. Nos encanta.

TAI-042

TAI-043

Luego nos dirigimos al Monte Dorado, ya más inundado de turistas que los anteriores templos. El Monte Dorado se construyó en el lugar donde una gran stupa (un tipo de arquitectura budista construida para albergar reliquias) encargada por Rama II se vino abajo por la inconsistencia del terreno. Luego, Rama IV hizo construir una pequeña stupa en lo alto y Rama V le añadió la estructura del actual templo y una reliquia de buda procedente de la India, obsequio del gobierno británico. Los muros de hormigón se levantaron durante la Segunda guerra Mundial para evitar la erosión de la colina.

Subimos a él por una amplia escalera acompañados de “gongs”, sepulturas y fotografías de adinerados benefactores. Lo primero que nos encontramos en su interior es un pequeño fuego para quemar previo pago los palitos de madera de la fortuna, una reliquia de un buda y al subir unas pequeñas escaleras un gran chedi desde el que podemos disfrutar unas bonitas vistas 360º de la cara más fotogénica de Bangkok.

TAI-064 TAI-053

TAI-047

Acaba nuestra visita y nuestra siguiente parada es el Wat Suthat. Para llegar pasamos por un parque. Los tailandeses utilizan los parques en el corazón del caos de Bangkok para hacer ejercicio (tienen incluso “máquinas”) y desconectar del ajetreo que hay fuera. Está prohibido fumar. Aunque estos parques no suelen ser muy grandes te aislan del ruido de la ciudad. Nos sentamos en un banco y un señor mayor se sienta a nuestro lado y nos empieza a hacer preguntas sin más ánimo que el de hacer el cotilla. De repente empieza a sonar por unos altavoces el himno de Tailandia y el señor con un gesto marcial nos dice que nos levantemos. Todo el parque se queda de pié mientras suena el himno en un escrupuloso silencio.

Salimos del parque y nos dirigimos al Wat Suthat. Este templo es uno de los que más nos gusta de Bangkok por lo atractivo del buda que alberga en su interior, rodeado de murales con sangrientas imágenes del infierno budista. Lo puedes disfrutar sentado tranquilamente ante él, descalzado y sin darle la planta de los piés como en todos los templos budistas, ya que apenas hay turistas, bullicio. Me embarga una sensación de quietud y me llaman la atención los colores  (naranjas, oros…).

TAI-075 TAI-085 TAI-074

El templo es la sede de los sacerdotes brahmanes, religión anterior a la llegada del budismo a Tailandia y cuyos rituales quedaron integrados por éste último. Empezado por Rama I y finalizado en reinados posteriores, el templo goza de estatus real y guarda frente al gran buda las cenizas de Rama VIII, hermano mayor del actual monarca. Es para mi uno de los más bonitos de Bangkok.

Se está haciendo de noche y decidimos ir a visitar la calle más turística de Bangkok, Khao San Road: guiris a tutiplén, vendedores de falsificaciones de todo tipo, baretos, pubs y restaurantes pensados para el turista, puestos callejeros para cenar sentado en cualquier bordillo… mucha, mucha gente. Damos una vuelta sin comprar nada, que acabamos de llegar, cenamos nuestros primeros noodles (al mediodía fueron en sopa) de las 537 veces que comeremos noodles. Están tremendos, me encantan. Acabamos la jornada de hoy con un par de batidos en la terracita de un local rodeado de ingleses, norteamericanos, holandeses… buen sitio para relajarte al acabar el día con un batido o copa y música en directo cuando ya tienes los sentidos agotados por el ajetreo de Bangkok.

TAI-091 TAI-096

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios