Tailandia (Día 12). Parque Lumphini.

ÍNDICE VIAJE

FICHA

FICHA

DÍA 1Llegada a Bangkok.
DÍA 2Templos de Bangkok.
DÍA 3Wat Pho. Gran Palacio. Chinatown.
DÍA 4Ayutthaya.
DÍA 5Chiang Mai. Doi Suthep.
DÍA 6Montañas de Chiang Mai.
DÍA 7Chiang Mai.
DÍA 8Hacia Koh Samui.
DÍA 9Lamai. Chaweng.
DÍA 10Chaweng.
DÍA 11Koh Samui. Hacia Bangkok. Mercado de Patpong.
DÍA 12Parque Lumphini.

RESUMEN DEL DÍA

LO MEJORLO PEOR
Ver un varano, impresiona.

DIARIO

Es nuestro último día antes de partir hacia Barcelona previa escala nocturna en Dubai. Tristes porque el viaje ya acaba y encima con una paliza de viaje en el horizonte. ¿Puedo morir ahora mismo, por favor?

Hoy toca una visita tranquila, nada de las caóticas calles de Bangkok: el parque Lumphini. Accedemos a él con nuestra bolsa del desayuno comprado en el 7eleven, nos sentamos en un banco y desayunamos mientras miro a mi alrededor. El parque es ideal para desconectar de Bangkok sin abandonar Bangkok, con un lago en medio rodeado de enormes espacios verdes. Terminamos de desayunar y nos ponemos a pasear por el parque hasta que Marta me dice alertada que mire el agujero enrejado en la acera tras el que se encuentra el alcantarillado. En serio??? Pero qué es eso??? Una especie de lagarto gigante asoma su cabeza entre las rejas. Es un varano, un pariente del dragón de komodo. Es pacífico, come roedores, peces, ranas y serpientes y puede medir hasta 2 metros de largo. Los tailandeses los repudian porque entre otras cosas creen que traen mala suerte. Todo esto lo acabo de buscar en la wikipedia, obviamente, porque cuando estaba allí lo único que vi es como empezaban a aparecer de todas partes unos lagartos enormes, con una larga lengua bífida, unos rebuscando comida entre la basura (o destrozando directamente la basura) y otros quietos en actitud vigía, con una actitud segura y una mirada fija que te venía a decir  “no te acerques a mi o te arrepentirás”.

TAI3-196

Salimos del parque y damos una vuelta por la zona más comercial de Bangkok. Rascacielos allí donde ponga la mirada, enormes pantallas con publicidad y grandes avenidas me dan la sensación de que no estoy en la Bangkok que visité los primeros días de nuestro viaje. Para finalizar, nos topamos con un puestecito de dulces para disfrute y a su vez suplicio de Marta, recogemos las maletas en el hotel y cogemos un taxi que nos acercará al Airport Link.

TAI3-192

TAI3-209

TAI3-205 TAI3-210

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios