Lanzarote (Día 5). Costa Papagayo.

Día 5. Costa Papagayo

Repetimos. Las mejores playas de Lanzarote bien merecen otro día. Hoy vamos mejor preparados: tupers con ensalada de pasta y un rincón en mente para pasar el día, rincón que vimos en nuestra anterior estancia en la Playa Papagayo. ¿Estará ocupado? Como dije cuando describí estas playas, aprovechando que la marea está baja puedes saltar a otras calas a las que no hay un acceso directo. Curiosamente apenas nadie saltaba a estas calas y hoy no es una excepción. Así, nos encontramos nuestro rincón vacío… como si estuviéramos en una isla desierta, a lo Robinson Crusoe, pasamos el día en una cala de apenas 4 metros de ancho, totalmente resguardada por una enorme pared de roca volcánica, sin un solo ser humano a la vista si no te asomas desde el agua hacia los laterales. Días y lugares como éste me hacen dudar a aquella cuestión de “¿mar o montaña?”, ¡pero qué difícil es encontrar estos días, estos lugares!

DSC_0408 DSC_0417DSC_0414 Después de un empacho de sol estamos chafadísimos, por lo que nos quedamos a tomar un café en el chiringuito de Playa Papagayo para volver tranquilamente después al apartamento, acicalarnos e ir a cenar a uno de los restaurantes recomendados que llevo apuntado en mis papeles, La Bodega de Puerto del Carmen. Cenamos increíblemente bien por 45€: además de los obligatorios mojo picón verde y rojo y papas arrugás, chipirones en su tinta, pulpo a la gallega y de postre un pastel de chocolate con algo más que no recuerdo. Hasta el momento las recomendaciones leídas en internet son acertadísimas.

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios