China y Hong Kong (Ficha)

EL GIGANTE CHINO (Y HONG KONG)

02/08/14 – 16/08/14 (15 DÍAS)

ÍNDICE VIAJE

FICHAFICHA
DÍA 1Llegada a Beijing.
DÍA 2Ciudad prohibida. Plaza Tiananmen.
DÍA 3Parque Jingshan. Hutongs. Parque Beihai. Silk Market.
DÍA 4Muralla China. Hutongs. Torres del Tambor y la Campana.
DÍA 5Mercado de Wangfujing. Palacio de Verano. Templo de los Lamas.
DÍA 6Pingyao.
DÍA 7Hacia Ping’an.
DÍA 8Arrozales de Ping’an.
DÍA 9Ping’an. Yangshuo.
DÍA 10Balsa por el río Li. Bici por los alrededores de Yangshuo.
DÍA 11Moto por los alrededores de Yangshuo.
DÍA 12Yangshuo. Guilin.
DÍA 13Hong Kong continente (Kowloon).
DÍA 14Isla Lantau.
DÍA 15Hong Kong isla.

POR QUÉ CHINA Y HONG KONG

Cuando me imaginé viajando al que fue, y en cierta manera sigue siendo, el Gran Imperio chino, me vi visitando templos, recorriendo calles, llegando a pueblos con la belleza que caracteriza los vestigios de gloriosos pasados que los países conservan de forma orgullosa. Pero contrariamente, me encontré con un país en el que el concepto de belleza difiere mucho del nuestro. Te obliga a aprender a valorar la belleza de lo viejo tal y como lo ha dejado el paso del tiempo, a entenderla como sinónimo de tamaño o a partir de recreaciones y puestas en escena que sobrepasan la línea de tolerancia hacia lo ridículo y cursi. Es justamente en este shock cultural donde se encuentra el verdadero encanto de China. Son las gentes, que son muchos y muy suyos, los que te hacen sentir que estás en un planeta donde se obra y se piensa de una manera muy diferente a la tuya: comiendo, moviéndose, mirando, simplemente viviendo. Tu forma de vestir, de interactuar, tu físico, todo les hace gracia y ríen y miran sin ninguna mala fe. Eres un completo extraño, solitario en un país donde la abrumadora mayoría de turistas son chinos. Son estos estímulos los que te hacen desconectar de tu realidad enseguida y darte cuenta que el atractivo de China es el contacto con los chinos de hoy y no con los chinos de ayer. Todo ello no significa que no hayan construcciones dignas de contemplar, son menos y se caracterizan más por su tamaño que por la delicadeza de sus formas y detalles. Son menos pero tan sumamente espectaculares como la Muralla China.
Pero China tiene mucho más. Maravillas naturales como los arrozales de Longji o el brillo urbano de los rascacielos de la ciudad de Hong Kong, sin contar todos los que no podría haber visitado ni disponiendo de muchos meses para este viaje, hacen de China un pack único. No recomiendo a nadie que su primera visita al continente asiático sea China porque considero que en Asia hay que tomar contacto con otras cosas antes, pero una vez uno ha estado, el gigante asiático tiene unas particularidades únicas que la convierten en una visita imprescindible y especial.

QUÉ VER, QUÉ HACER. QUÉ NO PUDIMOS VER, QUÉ NO PUDIMOS HACER

Número de destinos: Quince días de viaje y las enormes distancias en China dan para visitar tres regiones del país. Hay que tener en cuenta que moverse de una región a otra comporta perder tranquilamente un día, entre trayectos y el cansancio acumulado en las piernas y en la mente, que también penaliza. Además, la cuarta región que nos hubiera gustado visitar es la provincia de Yunnan y el Tíbet, zonas alejadas de todo lo demás, también de nuestro aeropuerto de salida del país, y en el caso del Tíbet, sin garantías de no encontrarnos la frontera cerrada por el gobierno chino.

Elección de los destinos: Pekín es una visita imprescindible, no tanto por la ciudad sino por visitar una de las maravillas del mundo: la Muralla China. Pingyao la pusimos en liza con el buda de Leshan o el Monasterio colgante de Hanging. Hubiéramos preferido éstos últimos pero el pueblo de Pingyao está de camino al sur en tren nocturno, un trayecto que en ese horario no resta horas efectivas del viaje, y cerca de un aeropuerto que conecta con la segunda región de nuestra ruta. En esta segunda zona, desconocida para nosotros antes de planificar el viaje, se encuentran los arrozales de Ping’an, sin lugar a dudas, para nosotros lo más fascinante del país. Yangshuo es una ciudad interesante y Guilin es totalmente omisible, pero desgraciadamente aquí se encuentra un importante aeropuerto. El tercer destino se dirimía entre las dos futuristas ciudades chinas: Shangai o Hong Kong. Aunque los comentarios que leí afirmaban que Shangai, en su conjunto, como ciudad, es más atractiva, finalmente nos decidimos por Hong Kong por dos motivos: no nos obligaba a desandar el camino porque podíamos reservar el vuelo de vuelta desde aquí y, lo más importante, para mi era casi un sueño contemplar el skyline de Hong Kong iluminado en la noche. De aquí un ferry une con la Isla de Lantau, una grata sorpresa en nuestro viaje por tierras chinas.

LUGARCLASIFICACIÓNPUNTUACIÓNRESEÑA/CONSEJO

PEKÍN

Si no fuera por la cercanía a la Gran Muralla china, nos pareció una ciudad que pese a transmitir poder tanto en lo viejo como en el nuevo, es algo gris, fría, basta y muy contaminada.

Ciudad Prohibida

Edificio histórico

Curioso 4/6

Una decepción por las expectativas generadas. Lugar histórico de visita obligada compuesto mayormente por grandes pavellones y explanadas, con alguna excepción. Le falta encanto.

Plaza Tiananmen

Edificio histórico

Curioso 4/6

Curioso por su significación histórica. Y ya.

Parque Zhongshan

Urbano/parque

Prescindible 2/3

Acabamos aquí de casualidad. Un parque sin nada a destacar.

Monumento a los Héroes del Pueblo

Urbano

Prescindible 2/3

Un monumento como cualquier otro.

Parque Jingshan

Urbano/parque

Curioso 4/6

Bonitas vistas a la Ciudad Prohibida.

Parque Beihai

Urbano/parque

Curioso 4/6

Parque artificial pero un paseo agradable y una bonita pagoda.

Hutongs

Urbano/barrio

Imprescindible 5/6

Callejuelas antiguas. O cómo acercarse a la intimidad y el paso del tiempo en Beijing. El implacable Estado está derribando los que quedan.

Silk Market

Lugar de actividad o espectáculo

Imprescindible 5/6

Compra y regateo de imitaciones de ropa de marca muy logradas.

Muralla China de Mutianyu

Edificio histórico

Maravilla 6/6

Sólo estar es un sueño. Lástima que el tramo de Simatai-Jinshanling estuviera en obras. Huir de Badaling, atestado de turismo nacional.

Torre del Tambor

Edificio histórico

Curioso 4/6

La zona conserva el sabor a antiguo.

Torre de la Campana

Edificio histórico

Curioso 4/6

La zona conserva el sabor a antiguo.

Callejón de Nanluogu Xiang

Urbano/calle

Imprescindible 5/6

Zona de ocio atestada de jóvenes chinos, pero el lugar es entrañable, a diferencia de las frías, calculadas y enormes avenidas de Pekín.

Mercado de Wangfujing

Lugar de actividad o espectáculo

Si estás de paso y/o tienes tiempo 3/6

Insectos y escorpiones fritos. Porque nos quedaba cerca del hotel, y es que con estos comestibles tengo una máxima: se mira pero no se come.

Palacio de Verano

Edificio histórico

Imprescindible 5/6

La sorpresa de Pekín. Mucho más deslumbrante que la Ciudad Prohibida.

Templo de los Lamas

Edificio religioso

Imprescindible 5/6

Remanso de paz en un hipnótico templo budista con varias salas visitables. Fuimos poco antes del cierre y nos encantó disfrutar de la soledad aquí.

PINGYAO

La masificación de turismo nacional le resta encanto. Pero su buena localización (camino al sur) y para visita de un día, la convierten en una buena opción.

Puerta Xiguan Dajie

Edificio histórico

Curioso 4/6

Punto de interés del entramado de las murallas del casco histórico de la ciudad.

Torre de la ciudad

Edificio histórico

Curioso 4/6

Punto de interés del entramado de las murallas del casco histórico de la ciudad.

Puerta sur

Edificio histórico

Curioso 4/6

Punto de interés del entramado de las murallas del casco histórico de la ciudad.

Puerta Fengyi men

Edificio histórico

Imprescindible 5/6

Imprescindible por el barrio en el que se encuentra: alejado del bullicio, de las compras, con gente local viviendo su día a día.

Murallas

Edificio histórico

Curioso 4/6

Lo más característico de la ciudad aunque no impresionan que las murallas de muchas ciudades medievales de Europa.

PING'AN

SLa China más íntima se encuentra aquí, compartiendo espacio con las bucólicas terrazas de arroz que inundan los valles.

Terrazas de arroz de Lingji (Ping'an-Zhongliu, Tiantou)

Montaña

Maravilla 6/6

Sin lugar a dudas, lo más emocionante de China. Imprescindible hacer el trekking.

YANGSHUO

Entorno con actividades y visitas de todo tipo. Destaca el paisaje de picos kársticos. Ciudad viva en la que la estancia resulta muy agradable.

Río Li

Montaña

Imprescindible 5/6

Aunque queda lejos de la aventura por el Río Li que uno se puede imaginar, navegar entre los picos kársticos es toda una experiencia.

Cueva del Buda Negro y del Agua

Montaña

Imprescindible 5/6

Un lugar muy freak y muy original: una cueva con piscinas de barro.

Pueblo antiguo

Pueblo

Si estás de paso y/o tienes tiempo 3/6

Perdido en los alrededores de Yangshuo. No sé cómo lo encontramos pero tampoco creo que volviera. Un pueblecito sin más.

Parque de Yangshuo

Urbano/parque

Si estás de paso y/o tienes tiempo 3/6

Un apacible paseo para escapar del ruido de la ciudad. Se puede subir a un pico kárstico.

GUILIN

Ciudad horrorosa pero con un importante aeropuerto. Tránsito obligado.

Lago Shan y pagoda del Sol y de la Luna

Edificio religioso

Curioso 4/6

Lo único destacable de Guilin. Bonitas pagodas, sobre todo al iluminarse por la noche, desmerecidas por el lastre de una ciudad tan fea.

HONG KONG

Mezcla de cultura asiática y británica. Eléctrica, cosmopolita, internacional y muy auténtica.

Tsim Sha Tsui y vistas al Skyline

Urbano/panorámica

Imprescindible 5/6

Posiblemente el mejor paisaje urbano que he contemplado nunca. De noche es aún mejor.

Avenida de las Estrellas

Urbano/calle

Curioso 4/6

Hacerse una foto con la estatua de Jackie Chan con el skyline de fondo.

The Peak

Montaña

Imprescindible 5/6

Diferente perspectiva del skyline. Recomiendo descender a pie por el húmedo sendero. Su única pega es la horrorosa cola para subir. Madruga más que yo.

Escalera Mid-Levels

Urbano

Imprescindible 5/6

La escalera mecánica cubierta más larga del mundo. Cruza la isla Hong Kong por algunas de las calles más emblemáticas de la isla.

Hollywood Rd

Urbano

Si estás de paso y/o tienes tiempo 3/6

Calle representativa en el corazón de la isla de Hong Kong. Genera más expectativas de lo que es.

Templo Man Mo

Edificio religioso

Imprescindible 5/6

Lúgubre templo en el que gracias a dicha condición los olores, colores y luces te atrapan los sentidos. Una atmósfera especial.

Nathan Rd

Urbano

Si estás de paso y/o tienes tiempo 3/6

Destaca la composición de los rótulos de los comercios iluminados en la noche.

ISLA DE LANTAU

Una excursión imprescindible. Otra cara de Hong Kong. Y una grata sorpresa.

Gran Buda de Tian Tan

Edificio religioso

Imprescindible 5/6

El más gigantesco buda que he visto nunca. Brutal.

Monasterio de Po Lin

Edificio religioso

Imprescindible 5/6

Otro de esos templos donde puedes contemplar rituales religiosos de los monjes budistas. Espiritualidad.

Camino de la Sabiduría

Montaña

Curioso 4/6

Posiblemente tendría mejor calificación si hubiérmos tenido tiempo para continuarlo y hacer el trekking. Las vistas pueden ser hermosas.

Tai O

Pueblo/Paisaje costero

Si estás de paso y/o tienes tiempo 3/6

Auténtico pueblo de pescadores pero demasiada penuria.

Qué no pudimos ver: Zona en la que concentramos nuestro viaje: Pekín (Templo del Cielo, Calle Qianmen, Calle Liuliuchang, Yashow Market, Templo de Confucio), Gran Muralla (Simatai-Jinshanling), Pingyao (Templo Confuciano, subir a las torres y murallas de la ciudad), Yangshuo (espectáculo de danza nocturno, inspeccionar más los alrededores: río Yulong, pueblo de Xingping, pueblo de Fuli, etc.), Hong Kong (Pueblo amurallado Ping Shan Heritage Trail), los rascacielos de la zona de Plaza Central -Banco de China, HSBC, etc.-, y recorrer la zona de la isla de Hong Kong donde se ubican el templo Kwn Yam, Possession Rd, etc.). Resto: buda de Leshan, Monasterio colgante de Hanging, el Tíbet, la provincia de Yunnan, Shangai, Xian y los Guerreros de Xian.

Qué hacer: alquilar un patín a pedales en el lago del Palacio de Verano, masaje de cabeza y pies en Pingyao, hacernos una foto con unas estúpidas mujeres de la etnia Yao, ver el espectáculo nocturno de luces de Hong Kong.

Qué no pudimos hacer: recorrer los Hutongs en un tuktuk a pedales, subirnos en un Barco de Dragón de Hong Kong

GASTOS DEL VIAJE

 


INFORMACIÓN ADICIONAL

http://www.losviajeros.com/foros.php?f=19

http://elviajero.elpais.com/tag/china/a/

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios