Budapest (Ficha) -SÓLO FOTOS-

BUDAPEST, UNA PEQUEÑA JOYA EN EL ESTE

28/12/18 – 30/12/18 (3 DÍAS)

ÍNDICE VIAJE

FICHAFICHA
DÍA 1Mercado central. Vaci Utca. PlazaVörösmarty tér. Plaza Erzsébet. Basílica San Esteban. Zrínyi Utca.
DÍA 2Puente de las Cadenas. Castillo de Buda. Iglesia de Matías. Bastión de los pescadores. Plaza de la Libertad. Parlamento. Plaza de los Héroes. Castillo Vajdahunyad. Balneario Széchenyi.
DÍA 3Av Andrassy. Sinagoga judía. Ruin Bar Szimpla Kert.

Por qué Budapest

Budapest es una ciudad maravillosa por diversos motivos. Es un destino barato, lo cual siempre se agraedece porque viajar sin mirarse el bolsillo siempre te abre un mundo de posibilidades. Pasearla es una experiencia muy amena, en parte porque puedes disfrutar de una gran urbe con la oxigenación visual que supone un gran río como el Danubio cruce la ciudad. Alberga multitud de edificios y esculturas con una historia interesantísima, como consecuencia de ser una ciudad que formó parte de un gran Imperio, primero, y que formó parte de la antigua Unión de las Repúblicas Soviéticas, después, además de sufrir las deportaciones de la colectividad judía que vivía en ella cuando los nazis iniciaron la guerra hacia el este. Tiene gastronomía, una cultura muy ligada a las aguas termales y la gente es muy amable con el foráneo. Para más regocijo del turista, la ciudad es muy accesible, ya que se puede ir caminando a (casi) todos los puntos de interés. Si a todo ello le sumamos la ambientación navideña de las fechas, ¿se puede pedir algo más para una visita de 3 o 4 días? Yo creo que no.

QUÉ VER. QUÉ HACER. QUÉ NO PUDIMOS VER. QUÉ NO PUDIMOS HACER.

Número de destinos: La ciudad se visita perfectamente en 3 o 4 días. Es un 2 en 1, porque por una parte tenemos la antigua Buda y por la otra la nueva, Pest, separadas ambas por el Danubio. Nos hubiera gustado visitar algún pueblo de la Hungría interior, pero para ello se necesitan más días.

Elección de los destinos: Además de patear la ciudad, como en cualquier visita a una gran urbe, teníamos claro que queríamos vivir el ambiente navideño de las fechas y la cultura de las aguas termales del país.

Qué vimos: Av Andrassy. Basílica de San Esteban. Castillo de Buda. Iglesia de Matías. Bastión de los pescadores. Puente de las Cadenas. Calle Zrínyi Utca. Plaza Vörösmarty tér. Calle Vaci Utca. Mercado Central. Sinagoga judía. Plaza de los Héroes. Castillo de Vajdahunyad. Balneario Széchenyi. Plaza Erzsébet. Plaza de la Libertad. Parlamento. Ruin bar Szimpla Kert.

Qué no pudimos ver: Museo Hospital de la Roca. Una excursión a algún pueblo de Hungría para conocer el interior del país (Szentendre, Godollo, etc.).

Qué hacer: Vivir la extraña, pero al fin y al cabo divertida experiencia, de compartir un balneario con algunos cientos de personas más.

Qué no pudimos hacer: Escaparnos a la Hungría interior por falta de días.

GASTOS DEL VIAJE

INFORMACIÓN ADICIONAL

https://www.losviajeros.com/foros.php?t=9763

https://elviajero.elpais.com/tag/budapest/a

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios